SI HACES TU PEDIDO PARA LA CDMX, ¡TU ENVÍO SERÁ GRATIS!

Mitos comunes del periodo menstrual

 Escrito por Kaitlyn Luckow

 

Tal vez te acuerdas de esos días en la escuela donde separaban a los niños y las niñas en clases para tener “la plática sobre la menstruación”. 

 Vamos a suponer que no tienes las memorias más lindas de esos días, más si formabas parte de un grupo de niñas que compartían rumores e información aterrador de cómo ibas a desangrarte cada mes y estar en un dolor eterno.

 Además si fuiste niño, bueno...es muy probable que no hayas oído hablar de la menstruación en absoluto. A los más, escuchabas rumores acerca de los síntomas terribles que pasaban las mujeres todos los meses. La falta de educación se debe exclusivamente en los rumores e información a medias, que ha llevado una desviación importante a la plática de la menstruación.

Los mitos y rumores que giran en torno a la menstruación y estos mitos no son ciertos. 

 Al sentarnos a hablar con un grupo de personas de todos los generos y edades, les preguntamos sobre los mitos que habían escuchado en su época. Aquí les compartimos los mitos vs. realidades más comunes: 

Mito: los periodos son vergonzosos

Realidad: los periodos no son vergonzosos 

Si creciste con el periodo, seguramente podrás recordarte que intentabas esconder el tampón o la toalla femenina en la manga de tu camisa cuando estabas en la escuela o la oficina.

Cuando las mujeres pasamos por estos tipos de emergencias y necesitan de un producto de higiene femenina, siempre lo piden con la voz baja, hasta decir la palabra periodo te hace sentir apenada. Además, nunca faltaba ese momento que reemplazabas la palabra “periodo” con una lista interminable de nombres o frases, por ejemplo: la regla, estoy en mis días, temporada de fresa, flota roja, etc…

¿Y a qué se debe todo esto? 

Es producto de siglos de vergüenza que la sociedad ha denominado en el tema de la menstruación. Cada cultura tiene una percepción diferente en cuanto a explicar qué es la menstruación, solo que muy pocas lo transmiten con una noción de aceptación, dado que no es visto como un proceso natural del cuerpo femenino. Hasta la fecha, se habla muy negativamente de la menstruación. 

Al vivir con esta “realidad” falsa, nos sentimos tan avergonzadas por esta función corporal que eventualmente experimentamos. Debido a esta vergüenza, muchas personas no están conscientes de que realmente les sucede a sus cuerpo, porque el hablarlo es más “vergonzoso” aún.  

 Esto necesita cambiar. 

Mito: las relaciones sexuales con el período es antihigiénico. 

Realidad: sencillamente, no. 

Esto solo indica que las personas se sienten incómodos al tratar el tema del periodo menstrual, más si lo incluyes en tu vida íntima ¡Es momento de romper el hielo! 

Si, es cierto, el tener relaciones sexuales mientras estás en tu periodo va a involucrar sangre, pero, es solo otra secreción corporal. Además, tiene increíbles beneficios para la salud, como disminuir los dolores provocados por cólicos, calambres y dolores de cabeza.

Unos consejos que te podemos compartir son: 

  • Poner una toalla encima de la cama, para evitar cualquier tipo de mancha accidental.
  • Tener relaciones sexuales en la regadera, (aunque es una opción poco viable si quieres ahorrar agua). 

 Mito: tienes que lidiar con los cólicos fuertes 

Realidad: nadie debe de lidiar forzosamente con los cólicos fuertes 

La dismenorrea (comúnmente conocido como los cólicos menstruales) son altamente común. El 80% de las personas que tienen su periodo expresan que sienten algún tipo de dolor. 

De acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina, el 10% de personas afectadas por el dolor menstrual no pueden realizar sus actividades diarias. Este dolor es causado por contracciones en el útero al eliminar el tejido esponjoso que lo recubre cada mes y dependiendo del cuerpo de cada mujer, puede causar síntomas adicionales como náuseas, dolores de cabeza y dolor en otras zonas del cuerpo. 

La tecnología infrarroja de Nannogenic ayuda a liberar energía que ayuda en la microcirculación. Como resultado, ayuda a aliviar el dolor causado por contracciones. 

Tener tu período no es el fin de mundo.Al contrario, es una poderosa “herramienta” para educarnos, obtener y compartir información sobre el periodo. Con estas pequeñas acciones que traducen a una mayor compresión y más alivio del dolor menstrual con el apoyo de una tecnología innovadora.